Saltar al contenido

Dolores menstruales en la premenopausia

La premenopausia o perimenopausia significa “alrededor de la menopausia”. Hace referencia al periodo de tiempo en el que se produce la transición natural hacia el fin de los años reproductivos, periodo conocido como menopausia. Esta etapa está marcada por muchos cambios físicos que afectan a la mujer ¿Es común sentir dolores menstruales en la premenopausia? En este post respondemos esta y otras dudas sobre esta etapa.

Premenopausia ¿Qué es y cuando comienza?

La premenopausia es conocida también como la transición a la menopausia, una especie de preludio que indica a la mujer que se acerca el fin de su etapa reproductiva. Se pueden experimentar signos pre menopaúsicos en algún momento de los 40 años, incluyendo dolores menstruales e irregularidad en el periodo. Aunque hay mujeres que pueden empezar a sentir estos cambios a mediados de los 30 años. 

Durante la premenopausia los niveles de estrógeno, hormona femenina principal, comienza a producirse de forma irregular, subiendo y bajando constantemente. Como resultado, los ciclos menstruales comienzan a alargarse o acortarse. Incluso puedes empezar a tener ciclos menstruales en los que los ovarios no producen óvulo o célula reproductora femenina.

Es entonces cuando se comienza a experimentar síntomas semejantes a los de la menopausia. Pasados 12 meses consecutivos sin ver aparecer periodo menstrual, puede decirse que la mujer ha llegado oficialmente a la menopausia y al fin de la premenopausia.

¿Se sienten dolores menstruales en la premenopausia? – Síntomas

Sí, es posible sentir dolores menstruales en la premenopausia. Recuerda que todavía el periodo no ha terminado y, aunque la regla venga de forma irregular, puede seguir manifestándose por un periodo de tiempo.

Durante todo el proceso hacia la menopausia van a producirse cambios en el cuerpo, algunos sutiles y otros más evidentes. Estos son algunos de los síntomas que puedes presentar y que indican que estas en la premenopausia:

Períodos menstruales irregulares

Como la ovulación ya no es tan predecible, el espacio de tiempo que transcurre entre una menstruación y otra comienza a descontrolarse, pudiendo ser más largo o más corto. Esta es la razón por la que muchas veces sentirás dolores menstruales en la premenopausia en momentos que tal vez no esperes el periodo.

El flujo puede ser abundante o liviano y en otros casos puede que ni siquiera tengas menstruación. Si observas que hay cambio constantes de siete a más días en la duración del ciclo, es probable que esté comenzando la premenopausia. Cuando ves que transcurren 60 o más días entre un periodo y otro, posiblemente esté terminando la premenopausia.

Sofocos, insomnio y sudoración nocturna

Una de las quejas más frecuentes de las mujeres que ya han comenzado el progreso hacia la menopausia es que experimentan desagradables sofocos, aumenta la sudoración nocturna y aparece el insomnio. En la premenopausia tardía los síntomas se intensifican.

Los trastornos del sueño por lo general provienen del descontrol hormonal que experimenta el cuerpo. Algo que puede calmar este síntoma es la salvia, la cual tonifica el sistema reproductor por su efecto estrogénico y palia los sudores nocturnos.

Síndrome premenstrual

Muchos de los síntomas que se presentan durante esta etapa son semejantes a los experimentados antes de menstruar. Entre ellos senos sensibles, hinchazón abdominal, cansancio, dolores menstruales, nauseas, dolores de cabeza y mareo.

Problemas en las relaciones sexuales

Comienzas a perder el deseo o disminuye la libido. Todo se relaciona con el descontrol hormonal, la lubricación es menor, hay sequedad vaginal, irritación en la vulva y/o vagina. En la premenopausia estos síntomas se desencadenan y pueden terminar en una atrofia vagina llegada la menopausia. Lo mejor será consultar al médico para que indique un tratamiento adecuado.

Cambios en el estado de ánimo

Las emociones comienzan a experimentar marcados altibajos, nuevamente debido a las hormonas en niveles inadecuados. Puede que te sientas más irritable ante determinadas situaciones o comienzas a ver todo a través de un cristal negativo.

No tienes que alarmarte, una forma de afrontar este cambio en particular es hablar con tus seres más cercanos y explicar tus sentimientos. Otra solución natural que ayudara a disminuir la irritabilidad, es hacer infusiones naturales de valeriana, melisa o pasiflora. Toma este tipo de té tres veces al día en cantidades pequeñas.

Pequeños escapes de orina

El suelo pélvico se puede debilitar y empezar a sentir que se escapan pequeñas cantidades de orina, especialmente al toser o estornudar. Este síntoma indica que hay un problema de tonificación y puede revertirse si acudes al comienzo del mismo. Usa compresas específicas para este fin mientras ayudas a tu pelvis a tonificarse. 

 

¿Qué hacer si tengo dolores menstruales en la premenopausia?

Si comienzas a sentir dolores menstruales en la premenopausia, puedes hacer lo que acostumbras cuando viene tu periodo. Tomar tés naturales, analgésicos de venta libre o aplicar calor en la zona pélvica, entre otros. Si el dolor es muy intenso debes acudir al especialista para descartar otras patologías. 

Tal vez quieras leer: 

Usamos Cookies. Leer más

ACEPTAR
Aviso de cookies